Edificio-Calefon

El hecho ocurrió en noviembre de 2009 en Mar de Ajo. Los ocupantes eran turistas, todos sufrieron las consecuencias de un calefón que funcionaba mal y por la falta de ventilación. El juicio tuvo carácter de abreviado y se sustanció en el Juzgado Correccional nº 3 Departamental.

 

 

En momentos en que se registran bajas temperaturas en la región y distintos organismos brindan recomendaciones sobre la forma de calefaccionarse con seguridad, tomamos conocimiento de un fallo de la Dra. Analía Pepi, titular del Juzgado Correccional nº 3 Departamental, a través del cual condenó a un  propietario de un  departamento en Mar de Ajó por la muerte de una mujer por intoxicación con monóxido de carbono.

El juicio tuvo carácter de abreviado y el hecho materia de juzgamiento ocurrió el 16 de noviembre de 2009 en esa localidad balnearia, cuando según lo indicó la Juez en el veredicto, la Sra. Haydee Lidia Rodríguez de Páparo (de 56 años de edad), que se encontraba habitando junto a su grupo familiar –todos afincados en la localidad de Merlo- temporariamente un departamento ubicado en el 6to. Piso del Edificio Alberdi, en calle Diagonal Rivadavia 179 de Mar de Ajó, sufrió intoxicación por monóxido de carbono y  que derivó en su fallecimiento por paro cardiorespiratorio, considerando la justicia que lo ocurrido había sido por negligencia del propietario al haber omitido controlar y mantener la instalación de gas antes de otorgar el uso del inmueble a sus ocupantes.

Un vecino del mismo edificio refirió, que encontrándose en el interior de su departamento habían golpeado a la puerta, encontrando al salir a un persona descompuesta solicitando ayuda, que al acercarse al Departamento 43 había encontrado en el piso a una mujer en un charco de vómito, mientras que sobre la cama cucheta había una joven que no reaccionaba junto a su bebe que lloraba. Precisó haber avisado al portero de lo que ocurría mientras dejaba al niño con su pareja, agregando, que los afectados, con síntomas de intoxicación, habían sido trasladados al Hospital local.

El personal policial que intervino pudo observar la existencia de un calefón, y a simple vista, sobre paredes y techos tanto de la cocina como del comedor, restos de hollín, aparentemente por el mal funcionamiento de dicho artefacto, determinándose tras la presencia de un gasista su mal funcionamiento, como también la no existencia de rejillas que permitieran una adecuada ventilación del ambiente y expulsión de los gases tóxicos.

El jefe de la familia afectada en su declaración precisó, que había contratado el departamento al dueño en forma verbal, ya que lo había hecho en otras oportunidades, porque vivía en la misma localidad que ellos y a la vuelta de su casa. Que ese día se estaban preparando para el viaje de regreso a Buenos Aires, habiendo decidido bañarse antes de emprenderlo, descompensándose todos y reaccionando él alrededor de las 8 de la mañana.

Valorando estos y el testimonio de otros testigos, la Dra. Analía Pepi resolvió condenar a Roberto Oscar Castroman, de 72 años de edad, jubilado, con domicilio en la localidad de Merlo, como autor penalmente responsable del delito de “Homicidio Culposo”, imponiéndole una pena de “Tres años de prisión de ejecución condicional” atento el acuerdo de partes presentado, la naturaleza y circunstancias del hecho, y la primariedad delictual del procesado, que demostraba la inconveniencia de aplicar una de pena con privación de libertad.

 

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *