Edificio Tribunales

Según el acta policial que consigna el fallo dictado por el Juzgado Correccional nº 1 Departamental, el imputado se negaba a entregar el arma y bajar de su rodado, aparentemente estaba alcoholizado.

 

 

En un fallo reciente dictado en el Juzgado Correccional nº 1 de Dolores por la Dra. María Eva Merlo, se condenó a un policía que amenazó con su arma reglamentaria a jóvenes que circulaba en un auto, hecho perpetrado en la localidad de Pinamar en el verano de 2017.

El juicio tuvo carácter de abreviado, indicando la Juez sobre el hecho, que alrededor de las 6,30 horas del 14 de enero de 2017 en inmediaciones de las calles Tridente y Cirse de Pinamar, un policía que circulaba en un vehículo Chevrolet Agile de color negro había puesto su vehículo a la par de un Volkswagen Gol Trend en el que viajaban cuatro jóvenes, apuntando seguidamente con su arma reglamentaria al conductor de este rodado y diciéndole que se detuviera.

Minutos después en Bacantes y Pléyades, personal policial alertados de lo ocurrido se acercaron al Chevrolet Agile procurando identificar a su conductor, presuntamente armado, quien se mostró reticente a descender del vehículo. Los efectivos pudieron visualizar desde la ventanilla del conductor que en el piso del vehículo había una pistola tipo 9 milímetros, por lo que se le solicitó en reiteradas oportunidades que la entregara y descendiera, negándose aquel a cumplir con la orden diciendo que primero quería con su celular hablar con su superior, retardando así cumplir con lo solicitado. En un momento y aprovechando un descuido un Oficial abrió la puerta del vehículo, tomó el arma y la sacó del alcance del conductor, procediéndose a su aprehensión. El arma era una pistola Bersa 9 mm. De la Policía Bonaerense.

Según el acta labrada el aprehendido ostentaba la Jerarquía de Oficial de la Policía y era numerario de la Unidad de Policía de Prevención Local (UPPL) de Pinamar, quien se mostraba verborrágico, percibiéndose en él un fuerte aliento etílico que hacía presumir que se encontraba alcoholizado.

Si bien el imputado no declaró para la Juez el hecho estaba plenamente acreditado, ello a partir de la denuncia, de los dichos de las tres personas que acompañaban al conductor del VW Gol, jóvenes que acudieron a solicitar auxilio a dos efectivos policiales que recorrían la zona. Con la presencia del imputado dentro de un auto con las características señaladas por aquellos, y la reticencia de su conductor de acatar las órdenes que impartía el personal policial interviniente.

Puntualizó la Juez que los jóvenes dijeron no conocer a esa persona, no haber tenido con ella ningún tipo de conflicto, señalando puntualmente, que en ningún momento se había identificado como personal policial.

Por todo ello la Dra. María Eva merlo resolvió condenar a Franco Nicolás Saavedra López, de 32 años edad, policía, con domicilio en la localidad de Valeria del Mar, como autor de “Amenazas agravadas por el uso de arma”, imponiéndole la pena de “Un año de prisión de ejecución condicional”, dado su falta de antecedentes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *