En el marco de un juicio abreviado sustanciado ante el Juzgado Correccional nº 1 de Dolores, el juez Dr. Emiliano Lazzari condenó a un individuo procesado por “tenencia simple de estupefacientes”, hecho ocurrido en la ciudad de Gral. Madariaga en abril del año pasado.

Según surge del veredicto y sentencia, en horas de la noche del 19 de abril de 2019 una persona que se encontraba alojada en una habitación del Hotel London, ubicado en calle Moreno entre Dr. Madariaga y Avellaneda de esa localidad, tenía en el interior de un armario y debajo de una alfombra tres envoltorios de nylon con clorhidrato de cocaína, con un pesaje total entre contenido y continente de 115,7 gramos. Y otro envoltorio con marihuana, con un total de 1,4 gramos.

El dueño del hotel en su declaración señaló, que en momentos en que se encontraba atendiendo se habían hecho presente dos policías de la Comisaría local, quienes le explicaron que estaban en la búsqueda del ocupante de la habitación 23. Indicó el testigo que ese pasajero hacia cinco días estaba alojado en el hotel, y que ante el requerimiento policial se había trasladado a la planta alta y le había comunicado que la policía lo requería, persona que luego de unos 20 minutos había bajado llevando debajo del brazo izquierdo un bulto, el que entregó a los efectivos y que contenía un arma de fuego. Que ante esa situación le había solicitado que retirara sus pertenencias de la habitación ya que le rescindía el contrato. Resaltó que tras ello los policías se habían dirigido a la habitación a efectuar una requisa.

El testigo civil corroboró los pasos del procedimiento, la incautación de la sustancia estupefaciente, de tres aparatos de telefonía celular, y la posterior aprehensión del individuo una vez obtenido el resultado positivo del test orientativo de la droga incautada.

El informe pericial cromatográfico determinó que con la cocaína, un total de 109,98 gramos, se podía obtener de 202 a 405 dosis con efecto estupefaciente para un adulto normal, mientras que con la marihuana, 0,84 gramos, dos dosis estupefacientes.

Según indicó el Juez en su veredicto, lo incautado permitía pensar que era indefectiblemente para consumo, ante la imposibilidad de comprobar cualquier otro destino que se pudiera dar a la sustancia ilegal.

El imputado había sido beneficiado con arresto domiciliario durante la instrucción del proceso, solicitando el Defensor en esta instancia su excarcelación bajo el Instituto de libertad asistida, considerando que se estaba a seis meses del cumplimiento de la pena, lo que el Magistrado consideró debía acceder por dos razones, el correcto cumplimiento de las pautas que se le impusieron al decretar su arresto domiciliario con pulsera electrónica, y por otro lado, que en la actualidad el Estado Provincial tiene necesidad de contar con dicho dispositivo electrónico para utilizarlo en otros casos de mayor necesidad.

Por ello el Dr. Emiliano Lazzari resolvió condenar a Antonio Roberto Ansaloni, de 65 años de edad, natural de San Rafael (Mendoza) y con domicilio en Berazategui, como responsable del delito de “Tenencia simple de Estupefacientes” e imponiéndole la pena “Un año y dos meses de prisión”, otorgándole la excarcelación bajo condiciones, entre ellas la de no ausentarse del domicilio sin autorización del Juzgado y respetar la cuarentena obligatoria dispuesta por el Poder Ejecutivo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *