El pasado mes de diciembre y en el marco de un juicio abreviado sustanciado en el Tribunal en lo Criminal nº 1 Departamental, la Dra. Claudia Castro actuando como Juez unipersonal condenó a una pareja de vecinos Ayacucho por su responsabilidad penal en “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.
El juicio abreviado había sido consensuado por el entonces Fiscal Dr. Diego Fernando Torres y los Defensores Particulares Dres. Juan Pablo Díaz y Marikena Martin por sus respectivos defendidos, con acuerdo expreso de estos en cuanto a la calificación y el estimado de la pena a imponer.
La Juez sobre los ilícitos juzgados consideró:
Hecho I: en horas de la noche del 13 de diciembre de 2018, en circunstancias que personal de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas Dolores realizaba un allanamiento dispuesto por el Juzgado de Garantías n° 3 Departamental en una vivienda de la calle Solanet de Ayacucho, Juan Pablo Mugica tenía en su poder con fines de comercialización clorhidrato de cocaína y elementos vinculados a su venta.
Hecho II: esa misma noche cuando personal de la misma Delegación concretaba un allanamiento en una vivienda de calle Frondizi de esa misma localidad, Shirley Dora Liz Ramírez, tenía en su poder y con fines de comercialización estupefacientes y elementos de fraccionamiento para su posterior venta.
La causa se había iniciado por una denuncia del propio Intendente, Licenciado Emilio Cordonnier, quien señaló haber recibido información de vecinos que expresaban que una persona apodada «La paraguaya» comercializaría estupefacientes, la que además ofrecía trabajar para ella vendiendo drogas como “Dealers”, ofreciendo $. 15.000 y proveyéndolos de una balanza.
De las comunicaciones de Mugica con otras personas se pudo determinar cómo ofrecía la droga, lo que para la Juez resultaba un claro elemento de cargo en cuanto a que se dedicaba habitualmente a la venta de estupefacientes.
El imputado reconoció que la mujer también procesada vendía droga, por lo que sumado al resto de las pruebas colectadas en la investigación (droga fraccionada, balanza de precisión, recortes de nylon utilizados para envolver la sustancia y comunicaciones telefónicas), la Dra. Castro dijo que deducía que la afirmación del imputado alegando desconocimiento no resultaba creíble, que sus dichos eran al solo efecto de mejorar su situación procesal.
Respecto de la procesada indicó, que la policía al realizar averiguaciones había identificado a la sindicada vendedora de drogas, que las tareas dinámicas y estáticas realizadas sobre su vivienda habían permitido observar movimientos compatibles con el ilícito investigado, como era la llegada de diversos vehículos al lugar y la permanencia de sus conductores por breves minutos, en los cuales se registraba pasamanos de éstos con la mujer investigada. Que también la llegada de otras personas hacía sospechar que el comercio de estupefacientes se realizaba bajo la modalidad de delivery.
Por ello la Juez Dra. Claudia Castro resolvió condenar a: Juan Pablo Montoya, de 27 años de edad, camionero, nacido y con domicilio en Ayacucho, por ser responsable del Hecho I; Y a Shirley Dora Liz Ramírez, de 31 años, vendedora de ropa, nacida en la República del Paraguay y con domicilio en la misma localidad, como responsable del Hecho II, siendo ambos autores respectivamente del delito de “Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, y a quienes individualmente impuso “Cuatro años de prisión” y el pago del mínimo de la multa establecida por la ley vigente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *