Edif.Tribunales

El hecho ocurrió en agosto de 2013 durante el viaje y particularmente al bajarlo en el edificio de la Defensoría. El fallo lo dictó el Juzgado Correccional n º 1 Departamental, en cuyo veredicto se destacaron los dichos del menor y los informes médicos.

En un fallo reciente dictado por la Dra. María Eva Merlo, titular del Juzgado Correccional nº 1 Departamental, se condenó a dos oficiales de policía juzgados por “apremios ilegales”, hechos perpetrados en nuestra ciudad cuando traían a un menor en comparendo a la Defensoría Oficial en nuestra ciudad.

Según precisó la Juez en su veredicto, el 28 de agosto de 2013, dos miembros de la Policía Bonaerense identificados como Carlos Iván Ibarra y Sebastián Eduardo Testa,  en oportunidad de trasladar en custodia a un menor (16 años) detenido desde Mar de Ajó a la sede de la Defensoría Oficial del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, en calle Moreno 32 de nuestra ciudad, uno le propinó golpes en la cabeza, precisamente en la sien y en el sector de su ojo, mientras que el otro lo golpeó con su mano en la nariz,
ocasionándole esas agresiones sangrado en su boca y excoriaciones en surco naso geniano, labio superior, labio inferir y mentón.

El menor compareció al juicio y relató lo ocurrido desde que había sido llevado en Mar de Ajó a la dependencia policial, indicando que el viaje lo hizo junto a los policías imputados y otras dos personas, en una Patrulla Municipal conducida por un empleado del municipio. Agregó que durante el traslado lo trataban de “chorrito” y le decían que ellos eran oficiales de policía, que le fueron pegando con la mano, cachetadas y a puño cerrado, que ello había ocurrido en varias oportunidades. Pero que sangrar lo habían hecho cuando lo bajaron en la Defensoría, golpeándolo en la cabeza y en la cara, precisando que había sido mediante cachetadas,  trompadas y con la cachiporra, que el golpe más fuerte se lo había dado Testa con la cachiporra, que el otro policía lo había golpeado con las esposas. Asimismo dijo que cuando lo bajaban esposado había una persona que les había dicho que dejaran de pegarle, al que le habían respondido diciendo: “cuando este vaya y te robe, nos vas a llamar a nosotros”.

También manifestó el menor, que ya en la Defensoría el policía que más le había pegado le había hecho señas claras con la intención que no lo denunciara, acercándose en esas circunstancias el Defensor, quién lo había hecho ingresar a su despacho y le había traído un té con galletitas, dado que no había comido nada.  Aclaró el menor, que si no hubiera sido por la intervención del Defensor le habrían seguido pegando.

El informe de la perito médica determinó que las lesiones que presentaba eran de reciente data, que llevaban unas cuarenta y ocho horas de evolución por lo menos, que había sangre en sus ropas, quizás producto del sangrado de las lesiones detectadas.

La Juez resaltó el informe del médico que había revisado al menor antes de su traslado a Dolores, donde indicó que “no tenía lesiones recientes, ni puntualmente las lesiones que luego de su traslado y entregado a la autoridad Judicial presentaba”.

Por todo ello la Dra. Merlo decidió condenar a Carlos Iván Ibarra, de 34 años de edad, Oficial de Policía, con domicilio en Mar del Tuyů, y a Sebastián Eduardo Testa, de 38 años, Oficial de Policía, domiciliado en Mar del Plata, como coautores penalmente
responsables del delito de “Vejaciones”, imponiéndoles a la pena de “Un año y
dos meses de prision, de ejecución condicional”
a cada uno atento su condición de primarios. Imponiéndoles además una Inhabilitación especial por el término de Dos años y cuatro meses para ejercer la función publica y ser miembro de una fuerza de seguridad nacional, provincial o municipal.

Seguramente esta sentencia de primer instancias será apelada ante la Cámara Penal local.

7 Comments

  1. LA VIOLENCIA ENGENDRA VIOLENCIA, ESTE CHICO LIBERADO, REDOBLARÁ HECHOS, PARA NO SER DETENIDO., AUMENTANDO SU PELIGROSIDAD.-
    EN DEFINITIVA SUS POSIBLES ILÍCITOS FUTUROS, TENDRÁN UNA VIOLENCIA INUSITADA., SOLO PARA NO VOLVER A PASAR POR LA EXPERIENCIA QUE LE HA TOCADO VIVIR.-

    1. Ese chico es malo se canso de robarnos en mar de ajo golpeando en cada robo a nuestras casas a la gente q estaba adentro roba desde menor y nada le hacian por ser menor consulten con los vecinos marajense y van a saber de que hablo

  2. El.menor tdnia en su haber mas de 20 causas de robo pero al ser menor nada pasaba ahora ya con 20 años esta preso x robo calificado

  3. Es una verguenza que defiendan a los ladrones siempre que pais este

  4. El mejor jefe de calle de mar de ajo culpable, divina justicia tenemos así no muchachos.

  5. Hay que acariciar a los ladrones y darle besitos a los violadores, ya saben ¡
    Argentina asta que no ponga mano dura ah esto es un de las causas por la que seguirán asi robando, matando y violando

  6. No es dinero del estado, son empresas privadas amigos del gobierno de turno los que hacen negocios, los municipios van un porcentaje y no les importa la educación vial, sino cuando uno va con las luces apagadas (me paso en San Luis, pero no te hacen contravención, te avisan pàra que las prendas), deberían pararlo y indicarle que las encienda, porque también pude haberse quemado un fusible y la ley dice “prohibición de circular hasta ponerse en condiciones reglamentarias” que como vemos no sucede. La cartelería, en muchos casos, es adulterada, sacando las señales de Vialidad y superponiendo otras con menor rango de velocidad y ahí esta la trampa; uno viene a 100 km/h por que lo dicen las señales y ellos ponen unos metros más adelante un cabalete con el de 80 km/h y unos metros más allá, esta el móvil con el radar y fuiste. Hay carta modelo en la página de Vialidad para presentar y no abonar multa alguna, pero estamos en argenzuela y los políticos hacen los que les viene en gana. El clamor y los reclamos debe ser TOTAL Y FUERTE para que se escuche. Se han convertido en Aduanas Internas, cobrando “peaje” o impuesto al bobo. Así somos y así nos va.

Deja un comentario