Una mujer sometida a proceso penal por haber lesionado a su pareja, fue recientemente condenada en el marco de un juicio abreviado sustanciado en el Tribunal en lo Criminal n° 2 Departamental.

La sentencia la dictó la doctora Analía Avalos actuando como Juez unipersonal de dicho Tribunal, habiendo sido el juicio abreviado consensuado por el Fiscal de Juicio y el Defensor Oficial, este con la conformidad expresa de la procesada.

La Dra. Avalos sobre el hecho, señaló que según lo relatado por la víctima en la instrucción de la causa, el 2 de agosto de 2017 había ido a comer a casa de una amiga, que en esas circunstancias su novia, Analía Vallejos, lo había llamado por teléfono diciéndole que sabía dónde estaba, que lo esperaba en la esquina. Que en momentos en que caminaba por la calle 63 de Mar del Tuyú se había encontrado con aquella, quien le había pegado con un palo mientras le decía que lo iba a matar, lesiones que le habían provocado un coágulo en la cabeza, en la pierna izquierda y también hematomas en la espalda, haber sido trasladado al nosocomio de Santa Teresita y luego al de Mar de Ajó dado la gravedad de sus lesiones, aportando más tarde copia de mensajes de texto y de audios con las amenazas sufridas, precisando haber pedido que se le impusiera a la agresora y a un familiar restricciones de acercamiento porque temía por su vida.

La juez señaló acerca del ilícito y respecto a las lesiones sufridas por la víctima, que se había apartado de la descripción efectuada por el Fiscal de Instrucción en su requisitoria de elevación a juicio, por cuanto lo allí volcado no se encontraba corroborado en los elementos de prueba incorporados, dado que no surgía claro cuál era la lesión cerebral que habría sufrido la víctima, como tampoco se había dilucidado el origen de la misma, dado que la historia clínica del Hospital de Santa Teresita había indicado como diagnóstico de internación “Pelea en la vía pública”, que el paciente había manifestado haber sufrido una golpiza en su brazo derecho. Que por su parte en la documentación aportada por el denunciante, en la hoja de Epicrisis (documento de alta del paciente) del Servicio de Terapia intensiva del Hospital de Mar de Ajo, se señalaba como diagnóstico hemorragia cerebral provocada por crisis de hipertensión arterial.

Que por su parte el médico de Policía, en su informe había concluido que las lesiones sufrida por la víctima eran de carácter leve, que el hematoma cerebral había sido producto de Hipertensión Arterial, precisando el fallo, que dos años después de ocurrido el hecho se había ordenado certificar el carácter de esas lesiones y no se había podido contactar a la víctima, por lo cual para la Juez el escaso material probatorio obtenido por la Fiscalía durante la investigación no demostraba la descripción fáctica desarrollada en la requisitoria de elevación a juicio porque no se compadecía con la realidad del expediente, ya que contrariamente a lo allí afirmado “el medico de policía al emitir sus informes no caracterizó a las lesiones como graves, sino como leves, que serían graves siempre y cuando la hemorragia cerebral hubiera sido provocada por un traumatismo”. Y resaltó, que no habiendo realizado el Fiscal las pericias medicas indispensables tendientes a establecer si la hemorragia cerebral fue a consecuencia de un traumatismo o de una crisis hipertensiva, y si ésta se desencadenó a raíz de la golpiza o por otros factores distintos, “dicho resultado no le puede ser atribuido a la imputada”, entendiendo que las lesiones comprobadas habían sido la constatadas en el hombro y el brazo derecho, tal como podía visualizarse en las imágenes aportadas por el denunciante.

En cuanto a la responsabilidad atribuida a la acusada se señaló el testimonio del denunciante al relatar el hecho, como también el informe victimológico, donde este había relatado de otras ocasiones donde su ex pareja había ejercido violencia hacia él y hacia otras personas, lo que a su vez se robustecía con los audios de las amenazas proferidas.

Por todo ello la Dra. Analía Avalos resolvió condenar a Analía Silvia Verónica Vallejos, de 47 años de edad, con domicilio en la localidad de Mar del Tuyú, como autora del delito de “Lesiones leves gravadas por haber sido cometidas contra la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja” a la pena de “seis meses de prisión de ejecución condicional”, fijándole asimismo por el término de dos años el cumplimiento de una serie de pautas de conducta, entre ellas la de “abstenerse de relacionarse y/o mantener contacto -por cualquier medio- con la víctima…. ni generar cualquier otra situación que pueda comprometer su integridad física y psíquica”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *