DSC_0006

El hecho ocurrió en Villa Gesell en noviembre de 2015. La condena, de efectivo cumplimiento, se dictó en el marco de un juicio abreviado realizado en el Tribunal en lo Criminal nº 1 Departamental.

En el marco de un juicio abreviado realizado ante el Tribunal en lo Criminal n ° 1 Departamental, los Jueces Dres. Claudia Castro, Inés Olmedo y Carlos Colombo condenaron a una mujer juzgada por “lesiones gravísimas” a su pareja.

El juicio abreviado fue consensuado por el Fiscal de Juicio Dr. Juan Manuel

Dávila y el Defensor Oficial Dr. Juan Martín Enzagaray, con la ratificación expresa de la procesada.

Los Jueces dieron por legal y plenamente probado, que en horas de la noche del 21 de noviembre de 2015, en una vivienda ubicada en Paseo 118 y Avenida 14 de Villa Gesell, una mujer luego de agredir verbal y físicamente a su concubino, Víctor Hugo Sosa, de 35 años de edad, mediante la utilización de un cuchillo tipo tramontina y con intenciones de lesionarlo le produjo una lesión punzante en el tórax, que le produjo perforación del tejido pulmonar, lesión en el lóbulo inferior del pulmón izquierdo y posterior hemotórax.

Se precisa que el suceso quedó en grado de conato, al no haber logrado la mujer su propósito en razón que la víctima salvó su vida con la intervención médica que le fue prestada en el Hospital de dicha localidad.

Según consta en el expediente el herido llegó al Hospital por sus propios medios, acompañado por una mujer, debiendo ser intervenido quirúrgicamente dado la herida que presentaba y el órgano comprometido.

La policía al intervenir en el propio nosocomio, según el acta labrada comprobó que la concubina del herido emanaba aliento alcohólico.

Un testigo de suceso dijo que la mujer había llegado alcoholizada a la casa, que la pareja había discutido por la comida, que en un momento habían comenzado a forcejear, debiendo intervenir para separarlos. Que minutos después había escuchado a un menor gritar, comprobando que la víctima se tomaba el abdomen con su brazo izquierdo, mientras la mujer, que lloraba, tenía un cuchillo en la mano, el que luego había arrojado hacia un patio lateral de la casa.

Familiares del herido dijeron al declarar que la relación de la pareja era difícil, que discutían seguido y eso siempre terminaba mal.

La víctima al formular la denuncia estando internado, corroboró que la mujer estaba alcoholizada, que habían tendido una discusión por la comida, tras lo cual ella había comenzado a insultarlo y a propinarle golpes de puño. Dijo que en un momento había dejado de agredirlo para comenzar a arrojarle sus ropas y zapatillas al exterior de la vivienda, echándolo de su propia casa. Que afuera había seguido insultándolo, y que al ver que él no reaccionaba o le contestaba había ingresado a la vivienda, había tomado un cuchillo de la cocina, y mientras él se estaba colocando las zapatillas le había dado un puntazo a la altura de las costillas. También dijo que habían existido otros episodios de violencia, que varias veces había recibido golpes e insultos por parte de su concubina, aunque nunca él había reaccionado contra ella.

Sin embargo posteriormente en sede de la Fiscalía, manifestó no haber querido denunciar a su concubina, incluso diciendo que él la había golpeado antes que se produjera el suceso investigado, precisando que sus hijos necesitaban de la presencia de la madre, que nunca había considerado la posibilidad que su mujer podría llegar a causarle un grave daño en su integridad física. Que de la lesión sufrida se recuperó a la semana de haber estado internado, cuando ya le habían dado el alta médica.

Finalmente los Jueces y por unanimidad, resolvieron condenar a María Rosa Leves, de 33 años de edad, natural de Los Polvorines y con domicilio en Villa Gesell, como autora responsable del delito de “Lesiones Gravísimas Agravadas”, imponiéndole una pena de “Tres años de prisión de efectivo cumplimiento”.

Deja un comentario