Edificio Tribunales

El fallo lo dictó el Juzgado Correccional nº 2 a comienzos de año. Los hechos sucedieron en nuestra ciudad en julio de 2016 y la pena impuesta es comprensiva de una anterior por delitos perpetrados en Dolores.

En un fallo dictado por el Juez Dr. Emiliano Lazzari, a cargo del Juzgado en lo Correccional n° 2 Departamental, se condenó a un joven juzgado por “desobediencia y amenazas”, hechos que perpetrara en 2016 en nuestra ciudad.

El juicio, que tuvo carácter de abreviado, fue consensuado por el Fiscal Dr. Roberto Miglio Salmo y el Defensor Dr. Rolando Brown, éste con acuerdo del procesado en cuánto a la calificación, el estimado de la pena, y también la unificación de ésta con una anteriormente impuesta.

Sobre los hechos indicó el Juez Lazzari, que en horas de la mañana del 7 de Julio de 2016 un sujeto adulto desobedeciendo la restricción de acercamiento impuesta por el Juzgado de Familia de Dolores, se hizo presente en el domicilio de su ex pareja y la amenazó diciéndole que le cortaría el cuello aunque él cayera preso.

La mujer en la denuncia dijo que el imputado había ingresado a la casa cuando ella salía hacia el patio, que un amigo se había acercado para sacarlo hacia afuera, que ambos habían forcejeado, tomando el primero un cuchillo que había arriba de la mesa y con el cual le había cortado el chaleco y un dedo de la mano, retirándose tras ello. Que más tarde había regresado, por lo que al verlo ella había apretado el “botón antipánico” mientras su ex la amenazaba de muerte, y quien al escuchar que golpeaban la puerta había salido corriendo por el fondo.

Agregó más adelante que la situación vivida había comenzado tiempo atrás, que ella había efectuado una denuncia en la Comisaria de la Mujer, imponiéndole el Juzgado de Familia restricción de acercamiento, la cual incumplía.

De su parte la persona que había llegado a la casa dijo haber visto al procesado dentro del domicilio, precisando que tenía una piedra y quería golpear a su ex pareja, que había logrado sacarlo del domicilio pero que siguió permaneciendo frente a la vivienda, insultando continuamente, “quería golpearla sin motivo” precisó, y aclaró que durante el forcejeo aquél le había lastimado el dedo.

Por todo el Dr. Lazzari resolvió condenar a Juan Luis Herrera, de 24 años, nacido y con domicilio en nuestra ciudad, como autor de los delitos de “Amenazas y Desobediencia”, imponiéndole como pena “Seis meses de prisión de efectivo cumplimiento”. Y atento al acuerdo de partes y la condena impuesta en 2018 por el Tribunal en lo Criminal nº 2, resolvió el Juez imponerle una pena única de “Cuatro años y seis meses de prisión”, comprensiva de ambas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *