Edif.Tribunales

El hecho ocurrió en nuestra ciudad en febrero de 2015. Según surge del fallo dictado en el Tribunal en lo Criminal nº 1 Departamental, lo ocurrido fue a consecuencia de un entredicho entre los agresores con una persona que procuraba recuperar una moto tras un accidente sufrido en el Distribuidor de la Ruta 63.

 

 

En el marco de un juicio abreviado realizado en el Tribunal en lo Criminal nº 1 Departamental, la Dra. Claudia Castro actuando como Juez unipersonal del mismo condenó a dos vecinos de Dolores juzgados por intento de homicidio, hecho ocurrido en febrero de 2015 en nuestra ciudad.

El juicio había sido consensuado con acuerdo expreso de los dos imputados por el Defensor Oficial Dr. Rolando Brown y por el Fiscal de Juicio Dr. Gustavo García.

La Dra. Castro en el veredicto indicó tener legalmente probado, que alrededor de las 2 de la mañana del 8 de febrero del año 2015 dos sujetos llegaron en moto hasta un domicilio de la calle Ramos Mejía, lugar a donde habían arribado minutos antes Brian Nicolás Rodríguez y Maximiliano Barrionuevo, encontrándose éste último en la puerta esperando que el primero se cambiara de ropa. En esas circunstancias uno de aquellos individuos le efectuó dos o tres disparos con una carabina calibre 22, impactado uno de ellos en uno de sus miembros inferiores y otro en la región abdominal, herida ésta que puso en riesgo la vida de la víctima. Mientras esto ocurría el segundo sujeto aguardaba al agresor en la moto, dándose ambos a la fuga después de cometido el hecho.

Según la Juez, del análisis de las pruebas colectadas surgió que en horas previas había existido un altercado entre los agresores y Brian Rodríguez y su amigo, a raíz de la búsqueda de una moto que pertenecía al nombrado y que procuraba ubicar.

Un efectivo policial que concurrió al nosocomio tras ocurrido el hecho refirió, que estando en el Hospital y en presencia del padre de la víctima, ésta había dicho que la herida le había sido provocada por Cristian Solís con una carabina, quien andaba en una moto junto con el “Boli” Ponce.

De distintos testimonios surgió que en la madrugada del día anterior al hecho, tres personas que regresaban de un baile en Sevigné en la moto de Brian Rodríguez habían caído al suelo en momentos en que circulaban por el Distribuidor de la Ruta 63, debiendo aquél ser trasladado al Hospital Municipal para su atención dado que se había desvanecido, mientras que otro de los involucrados en el accidente trasladaba la moto hacia el mismo lugar.

Según el testimonio de éste último, mientras él iba al nosocomio el rodado había sido dejado en una vivienda cercana, procurando Rodríguez posteriormente recuperarla, iniciando un recorrido para ubicarla ya que había sido dejada a otra persona en el barrio El Embarcadero “por no tener nafta”.

Esta situación habría sido el motivo de la agresión que sufriera Barrionuevo, ya que en esa búsqueda se habría producido un desencuentro –al menos de palabra- con quienes serían los autores del intento de homicidio.

La víctima por su parte dijo, que él no había ningún tipo de problema con los imputados, que sólo le había hecho la gauchada a su amigo Rodríguez de llevarlo hasta su casa.

Por todo ello la Dra. Claudia Castro resolvió condenar a Cristian Andrés Solís, de 29 años de edad, nacido en Dolores y domiciliado en Gral. Madariaga; y a Mario Abel Ponce, apodado “Boli”, de 27 años, nacido y domiciliado en Dolores, como coautores del delito de “Homicidio agravado por el empleo de arma de grado de tentativa”, imponiéndoles una pena de “Cinco años y cuatro meses de prisión”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *