Transito

Ocurrió en 2016 en la Autovía 2, en cercanías de Dolores. La víctima regresaba a Gral. Guido luego de haber permanecido en nuestra ciudad. El fallo se dictó en el Juzgado Correccional nº 3 Departamental.

 

 

La titular del Juzgado Correccional nº 3 Departamental, Dra. Analía Pepi, condenó recientemente a un conductor como responsable de un accidente donde falleciera un vecino de Gral. Guido, siniestro ocurrido en la Autovía 2 en el año 2016.

Respecto del hecho señaló la Juez, que sin poderse precisar el horario en la tarde/noche del 30 de abril de 2016, un individuo identificado como Italo Mostacchi, que conducía un automóvil Audi A4 por la mano a Mar del Plata de la Autovía 2, al llegar a la altura del kilómetro 218 embistió con su vehículo al circular a una velocidad mayor a una camioneta Chevrolet S10 que lo hacía en igual sentido, provocando que su conductor perdiera el control del rodado y desviara su marcha hacia la banquina externa, donde luego de acuñarse contra el suelo terminó volcando. Que a consecuencia de ello el conductor, Rubén Daniel Battistessa, salió despedido del vehículo y sufrió lesiones que produjeron su deceso.

Las preguntas de la Defensa estaban orientadas a saber si la camioneta tenía sus luces traseras encendidas.

Distintos testigos refirieron detalles de la presencia de la víctima en Dolores, los lugares que había visitado buscando repuestos, señalaron el estado bueno de la camioneta que dijeron utilizaba para tareas en el campo, resaltando el funcionamiento de sus luces traseras, que uno dijo haber visto funcionando un rato antes cuando aquél salía de Dolores. Además otro testigo señaló, haber observado en el lugar del accidente que la batería al igual que partes del motor se habían desprendido de su lugar como consecuencia del impacto contra el suelo.

El informe accidentológico realizado por Policía Científica Dolores determinó que el accidente se había producido por alcance, que luego del impacto el auto se había detenido aproximadamente unos 70 metros adelante en la banquina asfaltada. Sobre la velocidad de circulación se estimó que el Audi lo hacía a 116 km/h., mientras que la camioneta Chevrolet a uno 79 km/h.

La Pericia Química de alcoholemia realizada con las muestras de sangre obtenidas tanto de la víctima como del imputado, arrojó resultado negativo.

La Dra. Pepi con los elementos del caso arribó a la conclusión que la causa directa del suceso, había sido la conducción imprudente por parte del conductor del Audi al no haber mantenido una distancia prudencial con el vehículo que lo precedía de acuerdo a su velocidad de marcha. Por ello resolvió condenar a Italo Mostacchi, de 60 años de edad, comerciante, con domicilio en el Cuartel VII del Partido de Castelli, como autor penalmente responsable del delito de “Homicidio culposo Agravado por la conducción imprudente de un vehículo automotor”, imponiéndole la pena de “Dos años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación especial para conducir vehículos automotores por el término de cinco años”.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario