Con motivo de las medidas de fuerza que lleva adelante la Asociación Judicial Bonaerense desde el mes de febrero del corriente año, las cuales dificultan la prestación del servicio de Justicia en detrimento de los justiciables y de la labor profesional, el Colegio de Abogados del Departamento Judicial Dolores, manifiesta:

Que el derecho al acceso irrestricto a la justicia, consagrado por la Constitución, no admite cercenamiento alguno (art. 15 Const. Pcia. de Bs. As).

Que las autoridades competentes deben asegurar el pleno cumplimiento de la tutela judicial continua y efectiva a los ciudadanos.

Su profunda preocupación por la situación existente, que impide el libre ejercicio de la profesión.

Que ante cualquier menoscabo que pudieran tener los matriculados en su ejercicio profesional como consecuencia del paro, se recomienda hacerlo saber a las autoridades del Colegio, en el marco del Protocolo de Actuación ante medidas de fuerza.

Se exhorta al Sr. Ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, y por su intermedio a la Sra. Gobernadora, a la realización de acciones tendientes a la normalización del servicio de Justicia, el cual lamentablemente todos los años se ve afectado por distintas medidas de fuerza.

Deja un comentario