Nostalgia, melancolía y por sobre todo, muchos recuerdos es lo que genera ver el cierre de Casa Gómez, esta emblemática tienda, ubicada en el centro de la ciudad.

«Por allá lejos cuando nuestra medida del tiempo era un simple almanaque, un joven español, Don Yayo, me dibujo en un sueño mientras dormía en una vidriera arropado con su manta llena de ilusiones bajo el calor húmedo que le brindaba su nuevo hogar, Dolores», comienza un hermoso texto de despedida, publicado en las redes sociales de la tienda.

Y continúa «Con el tiempo y fruto del trabajo arduo, pasé a materializarme en el paisaje joven de un pueblo pujante, encallada en una esquina o mejor dicho “mi esquina”, esa que ha sido compañera y testigo fiel de mi vida entera que transité con el nombre de «Grandes Tiendas Casa Gómez».

Relatando su historia dice: «Crecí y maduré bajo la calidez y el amor de mi padre, luego Don Quico y Doña Cane, Miguelito, Martín y Laura y un sin fin de trabajadores y trabajadores que me adoptaron como propia y laburaron a destajo para construir, con sus manos vendedoras y su don de buena gente, mi impronta llena de elegancia e imponencia».

Así, el relato destaca el trabajo de los empleados y la la inmumerable cantidad de clientes que ingresaron en todos estos años «Ellos lograron el trajín incesante de inumerables personas, devenidas luego en generaciones que me visitaban a diario y me mimaban con su presencia».

Finalmente, el momento de la despedida: «Hoy luego de tanto almanaque consumido decido cerrar mis puertas, quizás porque quiero que me recuerden elegante e imponente sin esas arrugas (improntas del paso del tiempo) pero de algo estoy segura: lo hago con la felicidad y la calma de que a partir de mañana el nombre que ideó mi papá «Grandes Tiendas Casa Gómez» va a descansar en el anecdotario, recuerdo y la historia de mi querido pueblo, Dolores, y su gente. Hasta siempre».

Parte de la historia de nuestra ciudad, de generaciones y generaciones, quedará grabada en esas vidrieras que, seguramente en poco tiempo cambiarán sus fachadas, pero, nunca borrarán los recuerdos y lo que significa «La Gómez» en los dolorenses.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *