El Ministerio de Salud de la Nación oficializó desde ayer la definición “de caso sospechoso” de coronavirus, al incorporar como nuevos síntomas asociados la diarrea, los vómitos y la cefalea.

Esto tres nuevos factores se suman a los que existían hasta el momento, como la fiebre alta, los dolores musculares o la pérdida del olfato o el gusto, y al menos deben darse “de a dos en forma concomitante” para ser catalogado como probable positivo COVID-19.

Así, oficialmente, se informó que estos tres síntomas se suman a los de fiebre de 37.5 grados o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, falta de olfato o gusto (anosmia/disgeusia), sin otra enfermedad que explique completamente el cuadro clínico.

El primer criterio para definir casos sospechoso de COVID-19 vincula a la persona que tenga dos o más de esos síntomas.

El segundo criterio para sospecha incluye a toda persona que presente dos o más de los síntomas y requiera internación, independientemente del nexo epidemiológico.En tanto, el tercer criterio indica que debe considerarse caso sospechoso a toda persona que sea contacto estrecho de caso confirmado de coronavirus y presente uno o más de esos síntomas.

Por cuarto criterio, se señala que debe sospecharse de todo paciente que presente pérdida de olfato o gusto, de reciente aparición y sin otra etiología definida y sin otros signos o síntomas.

En estos casos, ante la aparición de este único síntoma, se indicará aislamiento durante 72 horas, detalla el protocolo.

Deja un comentario