Tribunales

Los hechos ocurrieron en Chascomús entre los 9 y los 14 años de edad de la víctima, a quién también golpeaba. El fallo se dictó por decisión unánime de los Jueces del Tribunal en lo Criminal n٥ 1 Departamental

 

 

En un fallo reciente dictado por unanimidad por los Jueces del Tribunal en lo Criminal nº 1, Dres. Claudia Castro, Inés Olmedo (de 1er. Voto) y Carlos Colombo, se le impuso una fuerte condena a un vecino de Chascomús hallado responsable de abuso sexual agravado.

En el veredicto indicó la Dra. Olmedo tener legal y plenamente probado que en el interior de una vivienda de la ciudad de Chascomús, un sujeto abusó sexualmente en reiteradas oportunidades (entre los 9 y los 14 años) de una niña hija de su pareja, aprovechando la circunstancia de convivencia con la misma, cuando se encontraban solos y mediante amenazas. Cuando la menor alcanzó los 12 años de edad, esas prácticas sexuales alcanzaron mayor gravedad.

La víctima relató cómo era el cuadro familiar, dijo que el abusador era pareja de su mamá y que cuando ella tuvo 10 años había cambiado su actitud, había comenzado a golpearla porque la celaba, decía que ella andaba mirando a amigos de un hermano, la trataba de “zorra y puta”.

Precisó la menor cómo y de qué forma habían comenzado los abusos, tanto en la casa como cuando la llevaba a pescar a la laguna de Adela. Precisó además que ella no tenía trato con su progenitor, pero que había creado una página de Facebook para poder comunicarse con él, enterándose su padrastro, quién poniéndole un cuchillo en la garganta le había dicho que si se iba con su padre la iba a matar. Agregó, que a la mañana siguiente no bien escuchó que su abusador salía en moto ella se había dirigido corriendo a casa de una tía, a quien le había contado lo que sucedía, le había dicho que los moretones que presentaba cuando iba a la escuela eran producto que su padrastro la golpeaba. También dijo que desde allí habían ido a la Comisaría de la Mujer y al Hospital, para luego irse a vivir a casa de su padre biológico, con quien luego de contarle de los abuso habían efectuado la denuncia.

La madre de la víctima durante el juicio manifestó que se había enterado de los abusos cuando su hija se fue de la casa.

El imputado prestó declaración durante el juicio negando los abusos, también que la hubiera golpeado, indicando que la denuncia la menor la había efectuado porque quería juntarse con un novio que tenía.

Sin embargo para la Dra. Olmedo a la luz de las pruebas incorporadas al debate, estas permitían realizar “una reconstrucción histórica de los vejámenes y el padecimiento de la víctima, corroborando la materialidad ilícita y la autoría del mismo en cabeza del encartado, sin duda alguna”, asimismo precisando, que los actos y conductas del imputado no solo fueron para “satisfacer sus propios deseos”, sino “que tendió a la alteración deformación y degradación del universo sexual normal de la niña víctima…”.

Por todo ello los jueces resolvieron condenar a C.A.O., de 36 años de edad, nacido y con domicilio en Chascomús, como autor responsable de los delitos de “Abuso sexual gravemente ultrajante por su duración , agravado por la situación de convivencia preexistente , y por ser cometido contra una menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia preexistente…“,imponiéndole una pena de “Catorce años de prisión”, la que se unificó con una anterior que tenía por Tenencia de estupefacientes en una Pena Unica de Quince años de prisión.

 

Nota: se omiten nombres y detalles que pudieran identificar a la víctima.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *