Un ejemplo de civismo

En la elección de ayer se pudo ver a mucha gente grande votando, y entre ellos el Sr. Lamacchia que con 99 años concurrió a votar, pese a estar en pandemia.

 

El primer voto

Ayer, muchos jóvenes fueron a votar por primera vez; y lo hicieron acompañados por sus padres, ejerciendo su derecho a hacerlo desde los 16 años.

 

La prioridad para las personas mayores

Entre las 10:30 y las 12:30 de ayer, los adultos mayores tenían prioridad para votar (por ser grupo de riesgo). Muchos lo hicieron ejerciendo su derecho, otros porque personas que estaban en la cola les indicaban que tenían prioridad. Pero llamó mucho la atención, que una Escuela, a una vecina le negaran esa posibilidad y la mandaran a hacer la cola con el común de los votantes.

 

No quería hacer la cola

En el mediodía de ayer, una mujer joven se presentó en la Escuela 5, con una tarjetita que decía que era Fiscal de un partido. Consultando si podía votar sin hacer la cola, ya que era Fiscal. Pero una mujer que estaba en la entrada a la Escuela, le informó que debía hacer la misma, como el resto de los votantes que llevaban esperando más de 2 horas.

 

Un libro para la espera

Ante la demora en la apertura de mesas, un votante decidió no perder el tiempo y para la espera llevó un libro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *