Correo:

“Ante lo acontecido que es de público conocimiento, me vi involucrada en una situación horrible, que se excedía de mi alcance.

La condena social que no merecía, yo solo hacía mi trabajo. En dos segundos, mi vida, mi dignidad la pusieron patas arriba, pasé a ser una empleada corrupta que recibía coimas… por favor, es tan feo querer gritar “yo no hice eso… eso no paso…” pero sabes que nadie te escucha… no tenes armas más que esperar el momento oportuno para aclarar.

Ahora habiendo aparecido el video desde otro ángulo que muestra lo que sacó la señora de su bolsillo, me da la posibilidad de defenderme y si no hubiera estado ese video…no se que habría pasado.

Afortunadamente estoy rodeada de gente maravillosa y debo agradecer al Jefe del Servicio Penitenciario, Jefatura y compañeros de la Unidad, agradezco además a mi superior directo Sr. Jefe de Visitas SubPrefecto (E.G) Diego Eyherabide, quien desde el primer minuto estuvo conmigo para esclarecer este penoso momento. A la Sra. Paola Atayro que en vivo por el medio Crónica TV me defendió y no dudo un segundo en buscar la verdad, al Sr. Raúl Aristegui, quien obtuvo la imagen donde se demuestra que yo solo cumplía con mi deber y el agradecimiento más grande y especial es para mis amigos y mi familia que me contuvieron y me contienen en todo momento.

La verdad es irrefutable y yo siempre me amparó en ella.”

Claudia Burgueño – Sgto. 1° (E.G). – Legajo 608.783