Las dos corrientes que estaban comprometidas en darle la Libertad a la América del Sur, en un momento de la tan heroica epopeya, se reunieron en la ciudad de Guayaquil, y dejaron hasta hoy, su honorable secreto de lo acontecido, que cartas posteriores han dado algo de luz a lo que hablaron los dos más grandes Generales de nuestra América del Sur, y referentes en el mundo de la estrategia, el valor y su hidalguía.

A la luz de lo que podemos saber, la lucha que libraron las fuerzas patriotas, para darnos la Libertad deseada, en la emancipación del Reino de España, fue una larga lucha contra el ejército español que resistía con tenacidad, no menor que la nuestra, para una América unida y libre.

San Martín luego de San Lorenzo, su paso por Chile y habiendo llegado a liberar a Perú, en situación complicada con los españoles que resistían, se agregaba el comienzo de las mezquindades políticas, al ser nombrado como Protector, así la desconfianza opositora.

Ante el pedido de ayuda a las Provincias Unidas, el gobierno porteño le da la espalda, pero San Martín, consciente del momento de dar el fin y en encontrar y además asegurar lo ganado, pero con todo el riesgo de perder lo alcanzado, se dirige a parlamentar con Simón Bolívar, a fin de asegurar lo hecho y acariciando, la tan ansiada emancipación americana en el Sur, que se complicaba por los nuevos embates de los realistas por recuperar lo que estaban perdiendo, aun así, el Padre de nuestra Patria, visionaba, que la liberación de los pueblos, era irreversible a esa altura de los acontecimientos, y así sucedió.

Si bien, Simón Bolívar no le daba tanta importancia a la fuerza del enemigo, San Martín, informaba a Éste, dado como estaban las tropas de los patriotas, el enemigo casi era el doble o el doble, y que poniendo juntas sus fuerzas serian triunfadoras y no importaría quien fuera el que llevara el mando, dado que nuestro general estaba decidido a combatir bajo sus órdenes. Grandeza de un verdadero patriota.

De acuerdo a lo que se puede saber, tanto el General José Francisco de San Martín Matorras Gómez del Ser y el General Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte Palacios Blanco, fueron los jefes de la Libertad de la América Española, trabajaron en la emancipación, gobernaron, los dos, perdieron a sus esposas muy jóvenes, padecieron enfermedades, pero no descuidaron la Libertad de su América en pos de su Independencia, que no pudo ser de unidad, vanidades que no lograron neutralizar, y también dejaron sus patrimonios o ganancias.

Nuestro General, un estratega conocedor de su profesión, tal ves como nadie, no escatimó esfuerzos a fin de ver libre a América del mando español, abnegado y respetuoso de las leyes, hombre de sacrificio, lo vemos que a pesar de no gozar de una perfecta salud, cruza la Cordillera de los Andes, epopeya heroica para todos lo que lo acompañaron. Él marchó, a pesar de ello, si lo vemos desde otro ángulo de la vida, el saber resignar cargo o lugar merecido de lo que sabemos de la Entrevista solicitada, que se realiza en la ciudad de Guayaquil, con otro grande de la historia de la libertad americana, allí demuestra grandeza, apoyo para que se selle la emancipación que los veía comprometidos a ambos generales y todos lo que verdaderamente eran de la idea, además evaluaba los que no jugaron de la misma manera, decidido a dar ese paso y volverse a su Mendoza, y a Europa, como buen padre y abuelo ejemplar, y otros tantos buenos atributos de excelente amigo, un hombre de bien, desde allí, nunca cesa de ayudarnos en lo que le fuera posible, por Amor grande y desinteresado por la tierra que lo vio nacer, un 25 de Febrero del año 1778, en Yapeyú, provincia de Corrientes, fundada por los Vera y Aragón y el gran Hernandarias en 1588.

Noé Zenón Suárez Casielles

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *