Tati 03

El ex Intendente habla desde su opinión personal, dice que ese voto debe ser condicionado a que su eventual gobierno refleje el “espíritu dolorense, de un gobierno dolorense para dolorenses”. Enumera cual debería ser ese compromiso con la ciudadanía, afirmando: “Celasco tiene que comprometerse ante la comunidad en ser algo absolutamente distinto a lo que hoy pasa en Dolores”.

 

 

Los resultados que obtuvieron las agrupaciones políticas que intervinieron en la elección PASO de Dolores, dejó posibilidades al justicialismo de poder ganar la elección general de octubre.

Más allá de las diferencias entre sectores kirchneristas y los que no lo son, como forma de ganarle a Camilo Etchevarren y recuperar el Municipio para el justicialismo el camino es sumar para la elección de octubre, como ocurrió en el peronismo local en la década del 90.

Esto y otras cosas más se lo preguntamos al ex Intendente y ex Senador Provincial, al Dr. Alfredo César Meckievi, quien nos señalaba: “si uno arranca de lo que plantea, en aquella oportunidad histórica confrontábamos en una interna, la que ordenaba lo que la gente había votado. Cuando llego a la Municipalidad como Intendente habíamos derrotado a la otra agrupación interna, quedando el peronismo, más o menos, con heridas o no, integrado como resultado de esa elección interna, a punto tal, que en la misma lista en la que yo iba de candidato Intendente, Jorge Rossi, que había sido mi oponente a nivel local iba de candidato Senador Provincial”.

 

  • ¿La unidad peronista que algunos hoy plantean, cómo la definiría?

Yo no lo plantearía como la unidad del peronismo. Esto es la simplificación de lo posible, de lo que sobrevivió a la etapa que tuvimos y que da como resultado este tipo de integración. El proceso de unidad es algo más firme y más fuerte, es consecuencia de una mecánica que acá no se dio. Hubo un sector que prevaleció, que convocó e integró a determinadas personas, aunque no a todas las que son peronistas. Y esto ocurrió en el orden nacional con lo que hizo Cristina Kirchner, que vertebró de la manera que se le ocurrió, después algunos buscando sobrevivir, otros por otros motivos seguramente conformaron listas que no están incluyendo a todo el peronismo.

 

  • ¿Y en el orden local?

La lista conformada a nivel local no es una lista de unidad, la que podría ser resultado de un diálogo, de una discusión, de un análisis, que elige y en definitiva ordena esa unidad. Es una lista única, que es consecuencia de un proceso donde no se logró esa integración, donde quienes pudieron prevalecer pusieron a quienes integran la lista. Esto es como sucedió. Que es lo que pasa, muchos peronistas que como yo no somos kirchneristas, no fuimos kirchneristas ni lo vamos a hacer, tenemos una representación cercana de lo que representa (Mauricio) Macri y (Camilo) Etchevarren, digamos que es un proceso de cercanía que se genera a partir del enemigo común. No hay en esta elección una diversidad alternativa, lo que hay son dos opciones. Si uno lo habla con sinceridad es Etchevarren y Macri o Celasco y los Fernández. Si uno plantea un término ideal hubiera estado en una alternativa distinta, pero en el abanico de alternativas está la de Etchevarren y la de (Facundo) Celasco.

 

  • ¿Debe quedar afuera la posibilidad de votar en blanco?

Uno puede si es indiferente o propicia o vota en blanco ser funcional a Etchevarren, porque en el resultado ya ganó. Si los que votamos en blanco lo hacemos de nuevo en blanco, la situación está desde hoy definida. Alguien tiene que modificar su actitud, y esto es una convocatoria a votar con coraje, a la no búsqueda de ambiciones personales, tiene que ser un voto que esté dispuesto a tener una actitud de desprendimiento como creo que para alguien significa, como para mí, que estando en la vereda de enfrente del kirchnerismo desde su nacimiento, durante su apogeo y su presente, entiendo que los peor es seguir como estamos. Un voto por convicción (en las PASO) lo tuve a presidente, voté a (Roberto) Lavagna. En el orden provincial hice un voto útil por Axel Kicillof, y en el local, por ser la PASO una elección que sólo iba a dibujar el contexto, partiendo que jamás votaría Etchevarren y manteniendo mis diferencias con la lista de Celasco, voté en blanco. Ese fue mi voto.

 

  • ¿Qué piensa con miras a octubre?

Si todos los que votamos en blanco volvemos a votar en blanco, estamos eligiendo a Etchevarren. Yo creo que hay que dar un paso más, generar en Celasco un compromiso a hacer cosas distintas a la actual gestión, que asuma ese compromiso. Usar esa posibilidad que es el único que puede ser electo Intendente ganándole a Etchevarren, por eso es en él donde voy a depositar mi voto. Lo estoy hablando en forma personal, ya que nuestra posición como agrupación hace tiempo dijimos que no íbamos a participar con lista de las elecciones, que todos quedaban liberados de votar, participar o no, conforme su deseo. Yo estoy hablando de mi voto personal, que si bien no involucra a nadie más procura generar esta reflexión, si hacemos lo mismo que hicimos (votar en blanco) estamos contribuyendo a que gane quien veo como la mayor negación de lo que pretendo para mi ciudad.

 

  • Usted ha definido su posición personal, pero sin dudas plantea como camino entre que continúe Etchevarren o una posibilidad justicialista, que se debe cambiar el voto en blanco.

Si. En mi opinión hubo 2.300 personas entre votos en blanco, recurridos o impugnados, que manifestaron insatisfacción con la oferta electoral, de la que me siento parte. Pues bien, eso ya se expresó, y con independencia de subjetividades hoy hay que tomar una decisión, no hacer una explicación de la explicación, hay que tomar una decisión. ¿Quiere que continúe Etchevarren?, hacer lo mismo. Si no hay que tener la audacia de cambiar el voto, pero le agrego algo, Celasco tiene que comprometerse ante la comunidad con ser algo absolutamente distinto a lo que hoy pasa en Dolores.

 

  • ¿Por ejemplo?

Estuve con él y le dije voy a apoyarte, el mío no es un voto lírico o romántico, es un voto condicionado a que se comprometa con que quienes les vamos a apoyar, primero, a no hacer un gobierno partidario, que sea un gobierno abierto a todos los sectores de la comunidad, que del gobierno y de la gestión participe la comunidad, las entidades, las instituciones, la gente que ha demostrado vocación por la comunidad, no que sea una secta buscando remuneraciones. Esa gestión tiene que reflejar ese espíritu dolorense de “un gobierno dolorense para dolorenses”, hay que abrir las puertas. Segundo, reducir los sueldos políticos. Es una vergüenza que en una etapa de crisis como la actual los funcionarios políticos de esta gestión estén cobrando los disparatados sueldos que están cobrando. Tercero, hay que bajar la cantidad de cargos políticos. Lo que hoy ocurre es una vergüenza, es un despilfarro de fondos. Cuarto, la gestión tiene que ser transparente. Esto significa que se debe publicar todo gasto y toda contratación que el Municipio realice en una página (web) municipal. Quinto, se tiene que privilegiar que los comerciantes de Dolores que están atravesando una crisis como todos los sectores, tengan la posibilidad de venderle al Municipio. Hay que parar con las compras que se hacen por oscuros negocios a proveedores de afuera, de cosas que el proveedor y el negocio local pueden suministrar. Pero además con un criterio de ayuda, no con los dibujos que hacen millonarios a quienes forman parte del gobierno municipal y más pobre al comerciante local. También le dije que se ocupe mano de obra local, acá la Municipalidad contrata mano de obra de afuera, se llevan el dinero y la gente no tiene trabajo.

 

  • ¿Compartió Celasco esos puntos?

Se lo plantee con la única intención de justificar el porqué de una decisión, a un apoyo a un voto. Tiene que sacarnos de una discusión ya perdida, ponernos a todos los que vamos a depositar nuestro voto en él, que es condicionado, un voto con exigencias, que esboce cuáles son las razones y las motivaciones. Estos puntos los acordamos, le pareció bien, muchos de ellos formaban parte de su ideario según me lo manifestó. Pero creo que hay un recorrido más, cada dolorense que esté dispuesto a hacer este acompañamiento debe subir su nivel de exigencia desde el primer día, para que estos hegemonismos y apropiamientos de la cosa pública que existen no hagan creer a alguien que el elegido tiene carta blanca para cualquier cosa. Acá hay que sacarlo a Etchevarren, porque nos ha sumido en una decadencia como pocas veces hemos visto, y hablo de decadencia ética, moral, de ruptura institucional.  Y otra cosa que le plantee (a Celasco) y que tiene que ser una bandera, tiene que haber un compromiso de todos los funcionarios que asuman un cargo, que si son requeridos por la justicia no van a recusar al fiscal y al juez que deba intervenir. Esto tiene que ser un compromiso moral. También hay que pedirles a jueces y fiscales que no se escapen y que no se excuse, que se hagan cargo de la responsabilidad que el Estado les da. Es necesario recuperar la confianza, la credibilidad.

 

  • ¿Por qué habla de decadencia ética y moral en la gestión?

Pregunto, ¿cómo es posible que tengamos un Intendente que esté presionando una vez más a los empleados para que cada uno le lleve 10 votos? ¿Cómo es posible que profesionales que deben respetarse a sí mismo estén sometidos a doblar boletas? Es algo nunca visto en ninguna gestión comunal, hubiere sido radical o peronista, que el empleo público haya sido tomado en favor de un sector político como lo hizo Etchevarren. Ese sometimiento, esa vergüenza, lo hace el Intendente en persona: “Trabajas para mí, te hecho si no lo haces” les dice a los empleados. ¿Qué queremos, más de eso?, seguro que no, esa forma de gobernar es invotable. Por eso y dadas las alternativas, yo convoco a quien votó en blanco a que reflexione, que exija compromisos cubrir las expectativas de un nuevo proceso político en la ciudad. Esto no es idolatrar ni pasarse de partido, votar en blanco es favorecer a Etchevarren. Hay que cambiar el voto, tiene que ser un voto positivo, pero que no sea un voto gratuito, fundamentalmente que los dolorenses sintamos que vamos a tener un gobierno que nos represente, no un patrón de estancia que domina y maneja los fondos públicos como privados y que tiene una manga de impresentables en su gabinete.

 

  • ¿Etchevarren es un mentiroso como usted reiteradamente señala?

Tenemos un Intendente que su mitómano, lo cual es más complicado que un mentiroso. Tiene una personalidad psicopática, una desviación. Uno no lo diría si fuera un ciudadano común, pero es un funcionario público cuyas consecuencias no son ajenas al impacto en la comunidad. Es un mitómano, miente sistemáticamente, hasta cuando no necesita mentir.

 

  • ¿Qué perspectiva ve en ese voto en blanco con miras a la elección de octubre?

Ese voto en blanco hay que transformarlo en una actitud positiva, decir, ese voto no va a ir a Camilo, seguro que no va ir a Camilo, porque si no lo hubieran hecho antes. Tiene que ser Facundo (Celasco) quien lo sepa convocar, quien lo sepa seducir, quien lo sepa interpretar, y la interpretación tiene que tener contenido. Yo lo voy a votar porque le planteé esos temas que señalé y otros más, porque creo que en más o menos ha expresado que esa va a ser su dirección. Abro hacia él la expectativa, voy a ser vigilante, porque insisto en la necesidad de levantar nuevamente las banderas del “ser dolorense” por encima de toda mezquindad. Creo que el voto tiene que ser en la única dirección posible, la lista de Facundo Celasco. Creo que es hora de jugarse en la opinión y en la actitud. Todos aquellos que en estas horas están tratando de ser comprados, con dinero, con contratos, con la presión que se les ejerce, tiene que recuperar la dignidad, tomar todo lo que les dan y votar en contra. No deben votar la continuidad.

 

  • ¿Algo que desee agregar?

Sé que esto –sus dichos en esta entrevista- va a generar algún tipo de impacto, estoy dispuesto a enfrentarlo con la tranquilidad de conciencia de que es lo que pienso y creo. Mi decisión tiene los límites que he expresado. Nunca fui, no lo soy, ni voy a ser kirchnerista. Lo que hoy asumo es un compromiso conmigo mismo, porque siento que como dolorense no puedo ser indiferente a nada de lo que ocurre en mi ciudad.

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *