aero1

 

Habían pasado tan solo 17 años desde que los hermanos Wright consiguieran finalmente concretar uno de los sueños de antaño, realizar el primer vuelo controlado en la historia de la humanidad.

Corría marzo de 1929 y en Dolores un grupo de jóvenes dolorenses amantes del vuelo, sentaban las bases para realizar en nuestra ciudad diferentes actividades aéreas y fundar una institución en la cual pudieran desarrollar las mismas.

Es así que el 14 de marzo de aquel año, en el campo denominado “Quinta de Pirovano” situado entre el Canal 9 y La Picaza, realizaron los primeros vuelos en un avión “Farman”.

Y fue finalmente el día 9 junio de 1929 en que se realiza la primer Asamblea de socios y suscriben el Acta Fundacional de la Institución. Buonacorso De Nóbili fue el primer presidente, secundado por Avelino Martínez (Vice), Tomás Graña (Secretario), Noé Spinetto (Tesorero) y Norberto Catino (Pro-Tesorero).

Días más tarde, el 11 de Junio se envía una nota al Centro de Aviación Civil, comunicando la formación de la entidad.

En 1930 se erigió el primer hangar de la institución, construido por la firma Casserini y Capelli (el cual se conserva en el actual emplazamiento). Además se proyectó un servicio postal totalmente gratuito entre Dolores, General Lavalle y Conesa, el cual comenzó funcionar el día 20 de Abril de ese año, trasportando pasajeros, correo, encomiendas y diarios.

Hacia 1933 la escuela de vuelo había formado el primer grupo de aviadores civiles dolorenses, ellos fueron Exequiel Martínez, Franklin Martínez, Rodolfo Pierini, Vicente Gramigna y Néstor Torroba, (instruidos por el señor instructor de vuelo Mamerto Martínez y con la colaboración del mecánico Sr. Cerminatti).

Debido a las condiciones inapropiadas del campo de aviación hacia 1939 el Aero Club se traslada al campo denominado “Estancia de los Pardos Belgrano”, donde se marcan y acondicionan las respectivas pistas, se edifica un chalet destinado a sala de pilotos y aula de escuela.

Para esa fecha el Aero Club contaba con un Fleet (avión de escuela), un Focke Wulf (de entrenamiento de pilotos) y un Waco (para servicio de avión sanitario), encontrándose al frente de la escuela el señor instructor Ignacio Cigorraga y como jefe de mantenimiento el Sr. J. Bártoli.

El año 1944 fue muy importante en la historia del Aero Club, ya que se anexa el vuelo sin motor y la escuela de aeromodelismo a cargo del señor instructor José Oscar Martínez y el carpintero aeronáutico Enrique Villeneuve.

Ese mismo año se logró una ampliación de las pistas y se aumentó la capacidad del hangar. Además se fabricaron tres planeadores “Primario”, al poco tiempo por directivas de aviación civil se debió cerrar la escuela de planeadores. Uno de esos planeadores, el Zogling se vendió a un grupo de socios que los trasladaron a la Estancia “El Palenque” en Parravicini, donde sufrió un accidente que provocó que se abandonaran los vuelos en planeador.

Un año más tarde (1945) se incorpora a la escuela de vuelo un nuevo Piper J3, lo que significó en la fecha un extraordinario impulso en las actividades de formación de pilotos civiles.

En el marco de las funciones sociales y de solidaridad que cumplen los Aero Clubes, llevó en 1948, con motivo de la gran inundación que sufrió el sector atlántico de la provincia, a prestar la más amplia colaboración. Se cedieron dos aviones con dos pilotos (Tomas Zabala y José Fernández) quienes realizaron hasta cuatro vuelos diarios a las localidades de Gral. Conesa, Gral. Lavalle, San Clemente del Tuyú y Mar de Ajo, transportando víveres, correo, elementos medicinales y de emergencia, eso por un lapso aproximado de 45 días.

Ese mismo año el Aero Club inicia gestiones ante la dirección de Tránsito Aéreo y cediendo para este fin se logra la instalación de una aero-radio de apoyo a las líneas aéreas comerciales y privadas que transitaban la zona.

 

 

En el año 1950 la dirección de Tránsito Aéreo incorpora por la importancia y desarrollo de la zona una estación meteorológica, la que comenzó a suministrar información de manera horaria con alcance mundial, siendo su primer observador Antonio J. Martínez.

Hacia 1954 y en colaboración del gobierno de la Provincia, las autoridades del Aero Club ( Barragán seguía al frente de la institución) lograron la construcción de un moderno hangar con capacidad para ocho aviones, una casa para un encargado, taller de mantenimiento, secretaría, instalación de dos tanques y surtidores de combustible, una moderna confitería, parrilla y torre de agua.

Hacia mediados de los 70’ los aviones realizan una fundamental y efectiva acción, durante la plaga de Malaria que azotó la ciudad de Pinamar, la cual solo pudo ser contenida por medio de la pulverización aérea. Años más tarde funcionó como sede del Distrito Militar, realizando muchos jóvenes dolorenses el servicio militar en la Institución, recibiéndose de pilotos aviadores civiles para integrar la reserva de aviación nacional.

Fueron las inundaciones de mediados de los años 80 en Dolores y la zona, en que la acción de los aviones y pilotos del Aero resaltó nuevamente. Se trasladaron lo aviones a la ruta 63, desde allí despegaban y aterrizaban llevando víveres a los campos, evacuando gente y haciendo observación entre otras tareas.

Por esos años se incorporan el Piper Pa28 Archer (durante la presidencia de “Mito Casanovas”), el cual ostenta el nombre de “Juan Fassari”, insigne mecánico que supo tener el Aero Club, años más tarde llegaron el Cessna C150 y se incorporan los planeadores Blanik L23, K6cr, Jantar 2b, Standard Austria y el Phoebus.

Fue durante la presidencia de “Frank” Ulke, en 1986, en que se vuelve a reactivar la sección de Vuelo en planeador, comprando un Blanik L13 y un remolcador Aero Boero. Fueron instructores de esos primeros grupos de alumnos de planeador, Amílcar Fernández y Jorge Riera. También se realizó un importante evento de acrobacia aérea de alcance Internacional y en los años sucesivos se realizaron numerosos certámenes de vuelo a vela.

Además se realizaron festivales, los cuales fueron multitudinarios (alcanzando cifras de 8 a 9000 personas presentes en los eventos.

Hacia el año 1988, en la presidencia del querido Raúl Duarte, se crea como sub-comisión el Aero Golf Club, y en el año siguiente el Club de Actividades Náuticas Dolores, ambos clubes hermanos que al día de la fecha son instituciones independientes, cada una de ellas desarrolla sus actividades con nutrida concurrencia. Además cabe mencionar en este punto que el conjunto de las tres instituciones en el mismo predio ha generado uno de los sectores más vistosos de la ciudad.

Desde 2016 el Aero Club ha logrado reinstalar los festivales aeronáuticos como una de las atracciones zonales, fue en el mismo año que las inundaciones volvieron a colocarlos en un papel protagónico, el Aero Club local puso a disposición todas sus máquinas y salieron aviones a diario evaluando la situación y arrojando víveres. Días más tarde se debieron trasladar todas las máquinas a la ciudad de Lezama, desde donde se siguió volando a nuestra ciudad para asistir en el evento.

Hacia fines del año pasado se realizó, después de muchos años una competencia de acrobacia aérea, la misma contó con participación de aviones y planeadores.

Además las escuelas de vuelo tienen nutrida afluencia, local y zonal. El Aero Club cuenta con alojamiento propio, el cual es utilizado por los alumnos que asisten a cursos de avión y planeador. No es un dato menor, en este punto mencionar al avión Piper, Pa11, matrícula LV-YOO el cual es una pieza histórica de la aviación mundial, con 71 años, ha sido reacondicionado a nuevo y sigue cumpliendo con su función de entrenador básico de pilotos y está a disposición de los socios y la población en general.

Recientemente, el Círculo de Radioaficionados de Dolores se ha instalado en nuestro predio y operan a diario con enlaces radioeléctricos, los mismos de carácter nacional e internacional.

La Comisión actualmente está trabajando en la organización del evento de festejo de este aniversario, para lo cual se ha elegido el mes de noviembre.

Esteban Facio

Secretario Comisión Directiva

Aero Club Dolores

FUENTES CONSULTADAS

_ Entrevistas televisivas por Hugo Grieco a César Vilgré La Madrid

_ Origen y Evolución de Dolores (Juan Carlos Piralli)

_ Diario El Tribuno (marzo de 1971)

_ (Oscar Pierini – Julio Colom)

NOTA: Las fotos que ilustran la nota son gentileza de Osvaldo Martínez y Frank Ulke

www.aeroclubdolores.com.ar

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *